LAS SENDAS DEL YOGA

           YOGA SOLO HAY UNO, PERO EN SU CAMINO EXISTEN
DIFERENTES SENDAS PARA LLEGAR A ESA UNIDAD.

DENTRO DE CADA UNA DE ESAS SENDAS, APRECIAMOS DISTINTAS FORMAS DE SENTIR Y TRASMITIR EL YOGA.
Como se suele decir:” Muchas vidas, muchos maestros”, “Cada maestrillo, tiene su librillo”,……y a la vez……”Muchos cuerpos, una misma alma”.
Es el gran árbol, que nos nutre, anclado a tierra y recogiendo su savia y nos eleva hacia el cielo, como su gran copa, recogiendo su luz. Es ese tronco que te acoge, donde se habita, con diferentes ramas, cada una de ellas da vida y promueve la vida. Ese ser vivo que afronta el paso del tiempo y las estaciones, se adapta a ellas y recibe sus enseñanzas, sabiendo que todo es impermanente, todo pasa, todo se transforma, pero nada muere.
En mi corto recorrido por este apasionante camino de vida, he podido sentir, como TODO ESTÁ BIEN, TODO TIENE SU SENTIDO Y TODO ES VÁLIDO, SI LO SIENTES COMO TAL Y LO VIVES EN EQUILIBRIO.

Unas formaciones o sendas te llevan a la disciplina absoluta, al trabajo pulcro de la alineación del cuerpo con múltiples ajustes, para llegar a la alineación de la mente, persiguiendo una exigencia máxima con tu persona y con el resto.
Otras permiten que el cuerpo se exprese con mínimas indicaciones y resaltan más la compasión, flexibilidad, amabilidad y el permitirse.
Unas trabajan más el cuerpo para llegar con él al espíritu y la mente, lo que entendemos como, de fuera hacia dentro y otras la devoción absoluta para movilizar la energía, transformarla y subliminarla, provocando la transformación y el equilibrio, de dentro, hacia afuera.
La riqueza del yoga, nos permite acoger aquello que necesitamos en cada momento y ponerlo en manos de nuestra práctica, adaptándola, con las herramientas precisas para cada situación. En muchas ocasiones ante la vorágine, quizá no somos capaces de ver o sentir, aquello que necesitamos, o las herramientas que tenemos, pero cuando las aguas se calman y se puede ver la profundidad del océano, todo se aclara y te das cuenta de que todo es perfecto, hasta las aguas turbias o estancadas tienen su lugar e importancia y todos los caminos son necesarios, para llegar a ti, a mí , a nosotros.

LAS SENDAS QUE SE NOS PROPONEN PARA LLEGAR A ESA UNIÓN CON NOSOTROS MISMOS RECIBEN EL NOMBRE DE:
* HATHA YOGA: YOGA FÍSICO O DE LA FUERZA. El sendero del equilibrio de las energías internas, a través de la purificación del cuerpo.
* RAYA YOGA:  El sendero de la introspección.
* KARMA YOGA: El sendero de la acción.
* BHAKTI YOGA: El sendero de la devoción y el amor.
* GÑANA YOGA: El sendero de la indagación y el discernimiento.
El yoga es ese gran árbol que nos nutre, nos equilibra y acoge,
nos ancla a tierra y eleva hacia el cielo. Un mismo tronco, con diferentes ramas.

NAMASTE.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s